CONSTANZA BRUNET (MAREA)

“Las editoriales chicas tenemos más capacidad para reaccionar frente a la crisis”

“Reforzamos el canal externo de comercialización, en especial en Latinoamérica. Lo hacemos de dos formas: hemos formado un consorcio de exportación, Editores del Plata, junto con otras 5 editoriales independientes (Biblos, Corregidor, Libros de la Araucaria, Libros de la Crujía y Leviatán), y también incorporamos títulos extranjeros en muy buenas traducciones; de esa manera, nuestro catálogo se vuelve más interesante para los mercados externos ”, explicó Constanza Brunet (foto), responsable del sello Marea, a El Informatorio Blog.

Con mayor capacidad para enfrentar la inestabilidad económica mundial, por ser una editorial pequeña, en lo que resta de 2009, según anticipó Constanza, publicarán Tropa de Elite, de Luiz Eduardo Soares, André Batista y Rodrigo Pimentel; un libro periodístico que actualiza la figura y el legado de Darwin, de Valeria Román y Luis Capozzo: Adentro!, una investigación sobre el campo argentino de Rodolfo González Arzac; un nuevo libro de historia de Gabo Ferro; y el nuevo libro de Raj Patel, El valor de la nada, sobre la crisis económica mundial.

No obstante, la ejecutiva de Marea reconoció que “la crisis genera más concentración. Al menos eso es lo que se vio en la Feria del Libro de este año, donde se acentuó la concentración de público y recursos en los grandes grupos editoriales. Mientras las editoriales chicas y medianas lamentaban una pérdida de ventas y de público, las grandes editoriales aumentaban el caudal de ventas”.

A continuación, la entrevista con Constanza Brunet sobre la situación del mercado de libros, desde la óptica de un sello independiente, con un fondo editorial de 50 títulos de prestigio.

Marcelo Mendieta: Marea nació tras la crisis de 2001/2002. ¿Cuánto los afecta o los puede afectar la situación de inestabilidad actual? ¿En qué sentido?
Constanza Brunet: La inestabilidad económica y política nos afecta a todos, obviamente también al sector editorial. Tal vez al manejarnos a una escala tan chica, tenemos más capacidad para reaccionar flexiblemente frente a una situación de crisis. En la actualidad, estamos reforzando el canal externo de comercialización, en especial en Latinoamérica. Lo hacemos de dos formas: hemos formado un consorcio de exportación, Editores del Plata, junto con otras 5 editoriales independientes (Biblos, Corregidor, Libros de la Araucaria, Libros de la Crujía y Leviatán), y por otra parte estamos incorporando más títulos extranjeros en muy buenas traducciones; de esa manera, el catálogo de Marea se vuelve más interesante para los mercados externos.

M. M.: ¿De qué manera funciona el acuerdo con Caras y Caretas y en qué consiste? ¿Cómo les ha ido en materia de ventas?
C. B.: Desde 2008 Marea distribuye en librerías las revistas-libro que publica Caras y Caretas para quioscos. Proyectamos coeditar libros que salgan publicados con ambos sellos.

M. M.: ¿Cuáles son las perspectivas de cara a 2009? ¿Qué títulos lanzaron y cuáles tienen previsto editar en el corto y mediano plazo? ¿Cuál sería la evolución con respecto a similares períodos de años precedentes?
C. B.: En lo que va de 2009 lanzamos Daños colaterales. Papeleras, contaminación y resistencia en el río Uruguay, de Verónica Toller; Cuadernos de la semilla. Historias de madres adolescentes, de Ana Jusid; y Crónicas de la América profunda. Escenas de la lucha de clases en el corazón del imperio, de Joe Bageant. Para lo que resta del año algunos títulos previstos son: Tropa de Elite, de Luiz Eduardo Soares, André Batista y Rodrigo Pimentel; un libro periodístico que actualiza la figura y el legado de Darwin, de Valeria Román y Luis Capozzo: Adentro!, una investigación sobre el campo argentino de Rodolfo González Arzac; un nuevo libro de historia de Gabo Ferro; y el nuevo libro de Raj Patel, El valor de la nada, sobre la crisis económica mundial. Este año el plan editorial es más amplio y variado, en cuanto a la cantidad de traducciones que estamos incluyendo. Por otra parte, también reimprimimos varios de nuestros títulos (De vuelta a casa; De Ernesto al Che; La religión en la época de la muerte de Dios; Manual para católicos disconformes; El Loco Dorrego), y tenemos previstas varias reimpresiones más para la segunda parte del año.

M. M.: El Estado, ¿puede ayudar a apuntalar este mercado cultural que también genera fuentes de trabajo?
C. B.: El apoyo del Estado es fundamental en proyectos culturales, en especial en los pequeños, realizados casi artesanalmente, pero donde se genera la mejor producción literaria. Al ser empresas en escala muy reducida, es muy fuerte el impacto de apoyos chicos de parte del Estado. En ese sentido, el perjuicio que sufrimos con la eliminación de los subsidios que venía realizando el gobierno de la ciudad fue importante.

M. M.: Los grandes holdings editoriales, ¿pueden sacar ventaja de la coyuntura y quedarse con autores, lectores y hasta con sellos “chicos”?
C. B.: Sin duda, la crisis genera más concentración. Al menos eso es lo que se vio en la Feria del Libro de este año, donde se acentuó la concentración de público y recursos en los grandes grupos editoriales. Mientras las editoriales chicas y medianas lamentaban una pérdida de ventas y de público, las grandes editoriales aumentaban el caudal de ventas.

M. M.: ¿Qué balance hacen de 2008, cuando se desató la crisis? ¿Qué obras de Marea fueron las más requeridas por el público? ¿Qué les aportó la 35° Feria del Libro?
C. B.: 2008 fue nuestro primer año de distribución propia y eso incrementó las ventas, por lo tanto nos es difícil comparar con el mismo período de 2007. Por otra parte, editamos en la segunda parte del año pasado títulos de mucha repercusión, y buena venta, de autores locales: De vuelta a casa. Historias de hijos y nietos restituidos, de Analía Argento; y Barbarie y civilización. Sangre, monstruos y vampiros durante el segundo gobierno de Rosas, de Gabo Ferro; y de autores internacionales Obesos y famélicos. Globalización, hambre y negocios en el nuevo sistema alimentario mundial, de Raj Patel.
La Feria del Libro de Buenos Aires implica un costo muy alto para un editor independiente, pero aporta muchas ventajas. Mayor visibilidad, tanto para el público general como para el público profesional (prensa, autores, libreros, distribuidores, bibliotecarios, colegas), ventas al mercado externo gracias a la visita de numerosos distribuidores y libreros de otros países, contacto con editores extranjeros para compra-venta de derechos.

M. M.: A fines de 2006, contaban con un fondo editorial de 25 títulos, ¿cuántos tienen en la actualidad y cuáles han sido los más vendidos en este tiempo?
C. B.: Contamos con más de 50 títulos. Los más vendidos han sido El Loco Dorrego, De vuelta a casa, Obesos y famélicos, Con el Che por Sudamérica, Oro y Espadas, De Ernesto al Che (edición bolsillo), e Historia de la homosexualidad en la Argentina (edición bolsillo).

M. M.: El público, ¿se acostumbró a comprar libros por internet en el site de Marea? ¿Qué experiencia tienen en esta materia? ¿Cuáles han sido los libros más pedidos por esta vía?
C. B.: Aún no existe esa costumbre. Mantenemos la venta por internet como un servicio a los lectores que viven en zonas alejadas de librerías o que tienen dificultades en conseguir algunos títulos más antiguos que ya no están en muchas librerías. Es una forma de mantener nuestro catálogo siempre vivo y disponible en cualquier lugar del mundo. Pero porcentualmente representa una parte muy pequeña de la venta. Uno de los libros más pedidos es Con el Che por Sudamérica, de Alberto Granado.

M. M.: ¿Qué clase de acuerdos han cerrado con Pago Fácil, Rapipago y las tarjetas de créditos?
C. B.: Tenemos un acuerdo con el sistema Dineromail que, a su vez, tiene un arreglo con Pago Fácil, Rapipago y las tarjetas de crédito. Dineromail se queda con un porcentaje de cada venta realizada.

 

http://elinformatorio.blogspot.com/2009/06/c-brunet-marea-las-editoriales-chicas.html